Cómo detener un dolor de muelas a las 3 de la mañana

Imagínese esto: Son las 3:00 am se despierta de un sueño pesado, con un dolor increíble dentro de la boca y ataca también a su mandíbula y el oído.


Usted está experimentando un dolor de muelas y necesita saber cómo detenerlo.

Cuando no hay un dentista a su alrededor, encontrar la manera de detener un dolor de muelas puede parecer una situación desesperada. La buena noticia es que hay varios remedios caseros para el dolor de muelas, para tratar de aliviar el dolor.

 dolor-de-muelas Dependiendo de la causa de su dolor de muelas, la única manera de detenerlo de forma permanente, podría ser que el dentista realice una cirugía o quite el diente.

Sin embargo, también es posible que el dolor de muelas que está experimentando, simplemente fuera causada por alimentos, que al quedar atrapados alrededor de la base del diente, causen una infección bacteriana.


En este caso, sólo puede ser temporal y el dolor de muelas desaparecerá por su cuenta si usted puede limpiar sus dientes y encías del problema.


Si quiere saber cómo detener un dolor de muelas, la primera cosa que debe hacer, es enjuagar su boca:

*Tome una cucharada de sal y mezclar con agua tibia.

*Utilice la mezcla como enjuague bucal, mantenga la solución alrededor de la zona infectada durante 30 segundos, a 1 minuto.

*Entonces, escupir y repetir el proceso unas cuantas veces más. Esto puede ayudar a desalojar las partículas de comida que puedan estar causando el problema.

Una vez que haya enjuagado la boca hacia fuera, aquí hay dos remedios caseros para el dolor de muelas, que usted puede intentar para ayudar a detenerlo rápidamente:


Potentes hojas de menta

Para detener un dolor de muelas, puede intentar masticar hojas de menta frescas y aplicar en la zona dolorida. Si usted no hojas frescas de menta disponibles, también puede utilizar las hojas secas y simplemente colocarlas alrededor del diente.

Otra opción es aplastarlas y crear una pasta con un poco de agua que se puede moldear alrededor de su diente.

Calor

Uno de los remedios caseros más utilizados para un dolor de muelas es el calor. 

Si usted sostiene una botella de agua caliente contra la zona dolorida o envuelve una bufanda alrededor de su cara, el mantenimiento de una cantidad considerable de calor alrededor del diente dolorido es un gran remedio, que no requiere ningún viaje a la tienda de salud.


El truco del bicarbonato de sodio para el dolor de muela

Simplemente tome un hisopo de algodón ligeramente húmedo, y luego sumergirlo en bicarbonato de sodio. Una vez que el hisopo se cubra con bicarbonato de sodio, tomar y aplicar la solución a sus dientes y encías.

Repita tantas veces como sea necesario hasta que comience a sentir algún alivio de su dolor de muelas.

Atacar las bacterias

El peróxido de hidrógeno es uno de los mejores y más recomendados remedios caseros para el dolor de muelas, ya que mata las bacterias que causan el dolor. 

Con una solución de tres por ciento, enjuáguese la boca durante unos diez segundos y mantenerlo en la boca durante no más de un minuto.

Expulsar la solución de la boca y enjuague bien con agua. Haga esto una vez al día, durante un máximo de tres días y no trague la solución.

Como alternativa, también puede utilizar el bicarbonato de sodio como un enjuague bucal. 

Mezcle una cucharada con agua tibia y haga buches con éste dentro de su boca antes de escupir. Espero que estos métodos funcionen para ayudarle a detener su dolor de muelas y mantener su buena salud, si es así, comparta este articulo en las redes sociales. Gracias.


No hay comentarios:

Publicar un comentario